dimecres, 14 de febrer de 2007

Eto'o dinamita el vestuario

No hay duda que las declaraciones de Eto'o refieriéndose a Ronaldinho y Rijkaard no dejan buena imagen del propio personaje y tampoco deja muy bien el vestuario del Barça. Por una parte porque si de algo se hablaba bien de puertas afuera era la calidad humana del vestuario como factor para entender las dos últimas temporadas, algo que ya estará siempre en duda. Pero también supone un reto para el propio Rijkaard, que siempre se vio como un mediador magnífico entre egos. O almenos se le consideraba un gestor que evitara crisis de este calado.
Por una extraña razón Eto'o ha atacado la profesionalidad de Ronaldinho y la neutralidad de Rijkaard y Laporta precisamente después de 4 meses de baja y de haber estado más del 50% de ese tiempo fuera del equipo y de la ciudad. Esto me da que pensar. ¿Sentía esto el jugador antes de lesionarse? Si es así, ¿por que explota ahora tras negarse a jugar?¿Se negó a jugar porque no quería arriesgar su físico? Son todas ellas preguntas que se acaban enseguida con diálogo. Si Rijkaard dice que se negó a jugar debió decir por qué (tema físico, enfado del jugador). PEro el jugador también debe decir si efectivamente se negó para no arriesgar su maltrecha rodilla entrando 5 minutos en un partido sentenciado. Esa respuesta y contrarespuesta hubiera sido suficiente. Quizá no.

Si en realidad lo único que ha ocurrido es que no queda suficiente vaso para tanta agua, entonces la lectura es otra. No es suficiente con un abrazo entre los protagonistas del triángulo. Ronaldinho es obvio que no ha entrenado lo suficiente. Eto'o interpreta que lo hace para dosificarse y aparecer en los momentos clave de la temporada. En ese caso Eto'o debe reunir a los capitanes y pedirles que se aclare ese agravio que periodistas y socios percibimos. No puede salir a la prensa y quejarse que Ronaldinho a la mínima se va al gimnasio. Eto'o hablando no cambiará esa actitud de Ronaldinho porque además, Ronaldinho siempre puede decir que cuando las cosas se ponen mal él siempre aparece, y Eto'o también (cada uno a lo suyo).
En el caso de Rijkaard, Eto'o no puede tener ninguna queja. ES cierto que lo hace presionar sabiendo que ni MEssi ni Ronnie pueden hacerlo igual, pero también es cierto que su físico le permite hacer ese trabajo. Creo que todo el mundo, prensa incluída le valora ese aspecto que le hace diferente a tantos delanteros (pensemos en Saviola, Gudjohnsen, Ronaldo). El entrenador siempre habló bien de él y nunca lo cambia aunque el partido vaya 3-0,con lo cual no siempre ha pensado en el equipo y sí en su lucimiento. A partir de ahí, todo lo demás sobra porque con el Barça Eto'o siempre ha rendido y a su vez el Barça le ha dado visibilidad internacional (por mucho que él parece que le agradezca más al Mallorca).

No creo que haya otra salida que su venta el 30 de junio. Primero, porque si ha explotado es porque realmente llevaba tiempo creyendo lo que dijo, no todo empieza por lo del domingo pasado como nos tratán de decir (un calentón? lo dudo). Segundo, porque creo que está mal asesorado. Su abogado debió impedirle hablar, porque además estaba a 2 metros de él. Él debió ir a la prensa y decirles que Eto'o ese día no hablaría.
Tercero, porque creo que si bien él cree que El entrenador y Ronnie han infringido normas internas de vestuario (hablar en público algo interno), él ha incumplido las mismas normas con la diferencia que sus declaraciones han hecho mucho ruido.

Por cierto, sigo sin entender por qué Eto'o no jugó el domingo. Si es motivo físico, lo entendemos todos, porque él quiere seguir recuperándose y disponible sólo cuando haga falta (léase Liverpool, Valencia, SEvilla y Madrid).

1 comentari:

EC ha dit...

Yo particularmente considero que el Barça es más que un club y ha de estar por encima de todas estas polémicas. Si hay algun problema dentro del vestuario (como pasa en cualquier trabajo) allí es donde se tiene que quedar. Si Eto'o lo saca a la luz me parece de poco compañero y sobretodo de falta de profesionalidad.
Un jugador así en el Barça, por mucho que juegue bien, no me gusta. No considero que sea el perfil que siempre hemos perseguido.
EC.